Hoy en dia no estamos exentos de vivir de cerca actos violentos o atentados.  Nuestros hijos tampoco, así que hoy  te traigo un post donde te explico las 11 cosas que debes tener en cuenta como padre o educador cuando esto ocurre.

Este artículo lo escribo como madre de dos niños Barceloneses, como psicologa clínica  que he trabajado en Colegios de las zonas mas desfavorecidas de Medellin (Colombia) y también como niña y adolescente  que creció feliz y segura dentro de un ambiente altamente peligroso*.

*Nací y crecí en Colombia un municipio muy pequeño  declarado permanentemente «zona roja» por su grado de peligrosidad, un territorio continuamente disputado entre guerrilla, ejercito y paramilitares.

11 COSAS QUE DEBES SABER 

1) Explora  lo que saben:

Hacer preguntas que te ayuden a enterarte lo que saben, lo que han visto y lo que se están imaginando. Recuerda ser respetuoso con lo que te expliquen (evita burlas o comentarios despectivos que rompan la comunicación)

2) Responde sus dudas de forma clara  pero sin ir más allá de lo que pueden digerir:

Responde únicamente a lo que ellos preguntan con palabras adecuadas a su edad. Si ellos quieren saber algo más, ya te preguntarán más adelante.

Cuando se trata de chicos mayores de 11 años, seguramente las conversaciones serán mas largas. Prepárate para tener claro lo que vas a decir y si no estas seguro con respecto a algo, dilo sin mas:

«Pues no lo se.. déjame pensarlo o consultarlo y hablamos luego sobre ello» o pregúntales a ellos «¿tu que crees?»



3) Indaga exactamente lo que quieren saber antes de empezar a responder

Sobre todo si tienes dudas de lo que están preguntando, usa preguntas como «¿Qué quieres decir con eso?» o frases como  «Entonces lo que te preocupa es…»



4) Trasmite  tranquilidad tendiendo en cuenta la realidad de la situación y prepara para lo que pueda venir

Por ejemplo diciéndoles que los atentados son cosas puntuales y que existen dispositivos de seguridad para protegernos.

También les ayuda saber que tú estás a su lado para hablar de lo que ellos quieran y para estar atentos a las recomendaciones de seguridad de la policía (es una forma de preparar el terreno si hay que tomar precauciones de seguridad como evitará ciertos lugares o “toques de queda”)



5) Ten paciencia y se consistente en tu relato:

Repetir es elaborar. Seguramente los niños necesitarán que les respondas las mismas preguntas o le expliques varias veces las mismas cosas.

Esto no quiere decir necesariamente que no estén entendiendo. Simplemente puede ser una manera de que su cerebro elabore y asimile lo sucedido (repite el relato lo más similar posible cada vez)

6) Ten en cuenta  las particularidades de cada niño:

Tu conoces a tus hijos mas que nadie. Ten cuenta su personalidad, la edad y el nivel de curiosidad de cada uno.

No tienes que dar la misma información a todos tus hijos. Separa tus miedos de los suyos y dales lo que crees que necesitan en cada momento.

7) No les engañes diciéndoles que no pasa nada y menos si ellos ya saben algo:

Es importante que se sientan seguros y en confianza para hablar contigo.

Si no respondes a sus dudas ellos buscarán sus propias explicaciones (que pueden ser incluso peor que la realidad).

8) Evita exponerles  a imágenes, noticias y estímulos relacionados con el atentado “sin filtros” o de forma repetitiva.

Es imposible tenerlos aislados de la realidad que se cuece a su alrededor pero seguro que puedes hacer pequeñas cosas para evitar estímulos innecesarios.



9) Intenta  no hablar sobre el atentado delante de ellos con otros adultos:

A veces hablamos “en clave” de cosas delante de ellos  y esto solo les genera más confusión. Si no sabes en que puede acabar una conversación mejor evita hacerlo delante de tus hijos.

Si hablas delante de ellos, prepárate para resolver sus dudas cuanto antes.

 

10) Valida  sus emociones y diles que es normal que tengan miedo:

El miedo es una emoción que nos protege y nos mantiene a alerta. Incluso es útil compartir tu tristeza por lo sucedido.



11) Evita trasmitirles estereotipos o mensajes de odio y violencia:

Es importante que ellos tengan claro que la violencia no justifica más violencia.

También aclara posibles «teorías» que puedan llegar a construir en su cabeza como por ejemplo que todos los hombres “con barba” son terroristas o que si vuelven a su casa hay personas malas que los quieren matar.

Los niños son muy buenos observadores pero muy malos intérpretes

Dreikus

que decir a los niños en un atentado

Esto es todo por hoy, espero que esta última imagen  te sirva como recordatorio.  Si tienes dudas ya sabes donde estoy.

Escribe a angélica@impliquo.com o deja tu comentario.

un saludo

Angie Joya