¿Cómo hacer que mi hijo obedezca sin pegarle?

Seamos sinceros, si eres padre o madre muchas veces te has sentido enfadado, impotente y hasta frustrado ante algunas accitudes de tus hijos. La buena noticia es que ni tú ni tu hijos sois unos bichos raros. Por algo el título de este post “¿Cómo hacer para que mi hijo obedezca sin pegarle?” tienen tantas búsquedas en Google.

En este artículo voy a ayudarte para que puedas mejorar el ambiente de cooperación en casa sin necesidad de pegar o gritar.

Te ayudaré a que encuentres un equilibrio que te permita educar a tus hijos en un ambiente de responsabilidad y cariño al mismo tiempo.

Y como todos sabemos que esto de educar es una carrera de fondo, te invito a que te descargues este PDF que te ayudará a tener un resumen de este post siempre a mano (con imprimibles para recodar más fácilmente los temas más importantes).

 

 

¿POR QUÉ es tan complicado que obedezca sin pegarle o gritarle?

ver mas alla de la conducta del niñoPara poder dejar los cachetes o los gritos a un lado lo primero es entender los factores que pueden estar influyendo en que tus hijos “no escuchen”.

El mal comportamiento es solo la punta de iceberg y si nos centramos únicamente en esa “mala conducta” sin intentar ver lo que hay debajo nos vamos a hundir como el Titanic.

1. TARDAN EN ENTENDER.

Muchos adultos quieremos que los niños y adolescentes “obedezcan a la primera” pero no nos damos cuenta que muchas veces la forma como pedimos las cosas es confusa y genera malos entendidos.

Situación real:

Si decimos: “no te pongas de pie en la silla”.

Seguro que tardarán un momento en pensar que es lo que estás pidiendo (sobre todo si el niño ya está de pie en la silla).

Entonces, incluso cuando el niño esté en disposición de “hacer caso”, necesitará un tiempo para procesar la orden que le estas dando y entender lo que realmente le pedimos.

Conclusión: No hará caso “a la primera” .

 

 2. NO ENTIENDEN EL NO.

El cerebro de los menores de 4 años no entiende el NO. Es decir, no interpreta la causa – efecto como el cerebro adulto.

Por mucho que amenaces o castigues el niño no está “aprendiendo” cual es la causa y que debe hacer para evitar que vuelva a pasar.

 

3. HACEN CASO PERO NO EXACTAMENTE COMO QUERÍAMOS.

A veces lo que puede pasar es que, bajo el punto de vista del niño, SI estaba cooperando pero para el adulto sigue siendo un mal comportamiento.

 

Situación real:

Primera vez del niño en el cine y él está súper emocionado. Entonces comienza a cantar.

¿Qué haces tu?:  le dices “no cantes”. ¿Qué hace el niño muy obediente?  comienza a silbar.

¿Está haciendo caso o no? Depende como lo mires.

Yo creo que si, que él dejó de cantar. Sin embargo, como la indicación fue poco específica y, el niño está muy feliz, en lugar de cantar comienza a silbar.

Lo que nos puede pasa en este punto es que nos desesperamos y pensamos “que testarudo, me está retando”.
Reaccionamos desde ese pensamiento con mucha rabia y el niño no entiende nada.

 

4. NO ESCUCHAN.

Muchas veces lo que pasa es que realmente NO ESTÁN ESCUCHANDO. Decimos la cosas desde la distancia una y otra vez mientras ellos están jugando o explorando.

¿Alguna vez te ha pasado estar totalmente absorto por una peli o un libro no escuchar nada a tu alrededor? Eso mismo pasa en la infancia TODO EL TIEMPO.

Los niños están muy metidos en el “aquí y ahora” y lo que pasa en el otro lado de la habitación no es más que “ruido de fondo? ¿Y adivina donde estás tú? Si! muy en el fondo!!.

 

5. NO ES SU PRIORIDAD.

También puede pasar que nos escuchen pero que no le interese en ese momento lo que le estás diciendo y eso es totalmente valido.

niños que dicen no todo el tiempo

 

 

Lo esperado en niños y adolescentes “terrícolas” es que su prioridad no sea recoger o ducharse.

 

 

 

Muchas veces nos tomamos de manera personal cuando los chicos y chicas NO hacen lo que les pedimos o nos llenamos de miedos pensando cosas como “si sigue así no me imagino como será de mayor” “es un cabezota”.

Esos pensamientos nos bloquean y nos hacen perder los nervios.

 

6. TIENEN CURIOSIDAD O ESTÁN JUGANDO.

Los niños son unos grandes científicos. Están conociendo el mundo y muchas veces lo hacen a través nuestro.

Hacen las cosas y miran nuestra reacción no como un reto sino para investigar.

Muchas veces se crean dinámicas de “juego” con esas reacciones. Pero es solo eso un juego.

Están tan fascinados con lo que observan que la curiosidad supera el miedo a la reacción del adulto.

¿Has visto alguna vez a un niño jugando con la gravedad? ¡Si! con la gravedad tiene fascinación por tirar la cosas una y otra vez.
¿Porque es tan interesante? pues porque cada vez que tiras un objeto al suelo cae de manera diferente. ¡Es una pasada! ¿Los has probado?.

 

7. REBELDÍA (luchas de poder).

¿Cuántas veces te has visto en medio de una lucha de poder con un niño? ¿Cuántas veces has pensado “no se va a salir con la suya”, “no puede hacer lo que quiere”, “se va a enterar”

Cuando esto ocurre, adivina que está pensando el joven o niño : seguramente cosas muy parecidas.

Las dos partes tienen la sensación de estar perdiendo el control (de hecho lo están haciendo) pero los dos se niegan a “rendirse”, ningún quiere perder.

peleas padres e hijos

 

 

Lo que no nos damos cuenta cuando estamos en medio de esa lucha es que TODOS SALIMOS PERDIENDO. Incluso si logras que el otro haga lo que tú quieres.

 

 

Si el niño pierde,  se queda con la sensación de perdedor con todo lo que esto implica (rencor, resentimiento, impotencia, sentimiento de inferioridad, incapacidad e incluso ganas de venganza).

¿Y tú?

También pierdes.
Seguramente has perdido el control, has golpeado, gritado, amenazado, castigado (con algo que además quizás no puedes cumplir) .

 

Les has enseñado a ese ser humano que estás educando a que las cosas se consiguen a la fuerza, que el ‘fin justifica los medios”, has irrespetado y has desgastado la relación con él (y eso sin contar lo que te puede esperar en otro momento en el que tu hijo o alumno sienta ganas de “revancha”).

Con el tiempo la dinámica que se instaura en casa y en el aula es esta “luchas de poder” y cada vez va a mas.

Los niños y adolescentes sienten que no tiene poder e influencia sobre sus vidas y cada vez lo demandan mas y encuentran que esta es su manera de relacionarse contigo, por muy dolorosa que sea.

 

8. NO TIENEN EJEMPLOS DE SUMISIÓN.

¿Cuántas veces has pensado o has oído “porque los niños de ahora no obedecen” “yo esto no se lo hubiese dicho a mi padre ni en broma cuando era pequeño”.

¿Porque los niños y adolescentes no obedecen sin mas como lo hacían los niños de hace 30 años?.La respuesta es fácil. Los niños aprenden con el ejemplo y la sociedad ha cambiado.

 

Hoy en día en la sociedad los chicos y chicas  no ven casi ningún ejemplo de sumisión (por no decir ninguno).

Antes los niños eran menos cuestionadores, pero también antes las mujeres eran sumisas a los hombres, las minorías a las mayorías, los empleados a los empleadores etc.

 

IMAGEN RESUMEN: ¿Por qué es tan complicado que obedezca sin pegarle o gritarle?

Lo que causa que los niños no obedezcan

(si quieres una tabla resumen de los principales errores a evitar para mejorar la cooperacion en casa y en el aula DESCARGA nuestra GUIA GRATUITA)

 

Mi hijo o alumno no me escucha ¿QUÉ HAGO?

Ahora que ya sabes que puede estar causando esta “sordera selectiva” podemos entrar a explorar que cosas podemos hacer para que el ambiente de cooperación mejore en casa.

Es verdad que no hay recetas mágicas, ninguna estrategia funciona todo el tiempo ni con todos los niños y por esote propongo 11 alternativas para que tengas muchas opciones y te lances a probar cuanto antes a cambiar la manera de relacionarte con los niños y adolescentes.

 

1. ACERCATE Y ACTÚA.

Si pretendes que una persona te escuche  has de decir las cosas de manera cercana y tranquila desde el principio.

Como conectar con los niños

 

 

En lugar de decir las cosas 100 veces desde lejos; acércate a menos de 30 cm y enséñale lo que se ha de hacer desde EL PRIMER MOMENTO.

 

 

Conserva un tono de voz y actitud cercanos, haciendo contacto visual y contacto físico cariñoso siempre que se pueda.

RESUMEN: La primera vez que pidas algo SIEMPRE; acércate, haz contacto visual y físico cariñoso y di o enseña lo que esperas que haga.

 

2. PACTOS, SEGUIMIENTO Y AYUDAS EXTERNAS PARA RECORDAR LÍMITES.

Siempre que puedas anticipate. Está claro a todos nos gusta decidir lo que hacemos, cuando y a que ritmo. Si estamos leyendo nos gusta acabar al menos la hoja antes de cerrar el libro.

Los niños no son la excepción. A partir de los 4 años ya podemos comenzar pactar con ellos para evitar luchas de poder.

Situación Real:

Tu hijo termina de comer y comienza a jugar a organizar sus cromos, no se ha lavado los dientes aún y tu ves la hora y comienzas a sudar frío (es día de cole, habéis llegado tarde a casa y a esta hora normalmente ya lleva 10 minutos dormido) ¿Qué hago?

Opción SIN PACTO: Decir “No no nooo ahora es hora de lavarse los dientes es súper tarde. Guarda eso ahora mismo por favor ” (lo que puede acabar en protestas, llantos y contestaciones que quizás hagan que todos os vayáis a la cama aún más tarde).

Opción 2: Respirar profundo, coger un reloj de arena o algo que contabilice el tiempo de forma externa (una alarma, un Time Timer etc) y decir
“Veo que estas muy ilusionado con tus cromos nuevos y no se si sabes que a esta hora normalmente ya estas dormido. ¿que quieres hacer primero : organizar tus cromos un ratito corto o lavarte los dientes?”.

Si el niño responde organizar los cromos puedes decir: “¿Cuanto tiempo crees que vas a necesitar para eso?.

Puedes dar opciones limitadas como  5 minutos o 10 (Pactáis un tiempo prudencial que no implique demasiado lio en la logística, pones el tiempo y luego haces seguimiento al acuerdo).

negociar con niños y adolescentes

 

 

El seguimiento por parte del adulto es fundamental cuando hacemos acuerdos con los niños y adolescentes.

 

 

 

Es decir, cuando el tiempo se acaba, si tu hijo no ha ido a cepillarse  los dientes (que es lo que pasa en el la mayoría de los casos), te acercas y haces un recordatorio amable del acuerdo.

Dices algo así como: “cariño, el tiempo se termino ¿Cuál era nuestro acuerdo?” (y TE QUEDAS ALLÍ acompañando en silencio hasta que tu hijo se movilice).

Cuando cumpla con el acuerdo, incluso si lo hace a de mal humor, recuerda decir “gracias”.

Esto mismo lo puedes hacer cuando, le pides algo a tu hijo, y recibes de su parte un: “espera” o “ya voy”.

En lugar de desesperar pregunta “¿Cuánto tiempo necesitas que espere? Dime un tiempo y vemos si es respetuoso para todos”.

Resumen: En lugar de imponer nuestros tiempos y dar prioridad a las prisas. Mejor pactar un tiempo limitado CON ellos y dar seguimiento al acuerdo desde el silencio y la presencia. Un reloj de arena o similares pueden ayudar.

 

3. RUTINAS Y PREGUNTAS EN LUGAR DE ORDENES O SERMONES.

Hay muchas luchas de poder que nos podemos ahorrar creando rutinas con los niños. Y aquí la palabra claves es CON

Entre más impliquemos a nuestros hijos en la creación de rutinas y pautas más probabilidad de éxito hay.

 

En disciplina positiva creemos en la importancia de entrenar y explicar a los niños y adolescentes exactamente lo que necesitamos de ellos para evitar malos entendidos.

 

Situación Real:

Quiero que mis hijos recojan el lavabo. Pues antes he de enseñarles exactamente que significa recoger el lavado para mi y entrenarles si es necesario.

¿Qué es recoger el lavabo exactamente para mi?

Recoger el lavabo para mí es: poner la toalla en el perchero, dejar el suelo seco y la ropa en la el cesto de la ropa sucia (cuando hago esto también chequeo que todo este a su alcance y altura para que el niño  pueda ser autónomo en esta tarea).

Cuando no cumplan la rutina en lugar de decir “recoge el lavabo” o “ya sabes que tienes que llevar los platos a la pica, venga hazlo” mejor recuerda con una pregunta de curiosidad.

¿Cómo debe estar el lavabo después de la ducha? ¿Qué hacemos con los platos después de comer?.

Tener una actitud genuina de curiosidad por lo que tu hijo va a responder es MUY IMPORTANTE.

Evitar el ¿Por qué? (que puede sonar a “reclamo”)  así como olvidanos de usar las preguntas cerradas es vital para tener éxito.

 

RESUMEN: En lugar de “recoge ” o “lleva los platos a la pica” mejor pautas y rutinas muy claras que se recuerden a través de preguntas ¿Qué hacemos con los platos después de comer? ¿Cómo debe estar el lavabo después de la ducha?

 

4. EVITA ORDENES INNECESARIAS.

La orden en el cerebro genera rechazo y bloqueo. Como alternativas te propongo:

  • Explica en pocas palabras lo que puede pasar: Muchas  veces los niños no saben realmente las consecuencias de sus actos “si dejas la leche fuera se estropeara”, “si dejas la toalla allí olerá mal y no se secara”.

Cuando sabemos las razones de las “reglas” son más fáciles de seguir.

 

  •  Decir una sola palabra: Hay veces que nos pasamos de explicaciones o decimos cosas que ellos ya saben perfectamente.

El ejemplo de “si dejas la leche fuera se estropeara” dicha a un niño de 9 años probablemente para que diga algo como “ya lo sé” “no soy tonto”.

 

Volver a explicar todo de nuevo hace que sea agotador e incluso pueden llegar a percibirse por los más mayorescomo una falta de respeto.

 

Haz  pequeños recordatorios usando una sola palabra “dientes” en lugar de “a lavarse los dientes” o “la luz” en lugar de “apaga la luz”.

  • Usar notas o pequeños recordatorios no verbales de las pautas o de los pactos: Esta es otra alternativa para evitar ordenes innecesarias y recodar cosas que ya sabemos.

tabla de rutinas

 

 

Incluso cuando no saben leer un recordatorio visual de una pauta o rutina puede ser de gran ayuda.

 

 

 

Situación real:
Dejar nota adhesiva con las pautas para dejar el lavabo limpio o para recodar lo que hay que coger antes de salir de casa y usar ayudas externas para marcar los tiempos (relojes de arena, canciones o time timer)

 

RESUMEN: En lugar de “recoge el lavabo” podemos decir “el lavabo”, “si dejas el suelo mojado nos podemos caer” o dejar una nota en el espejo del lavabo diciendo “me ayudas a permanecer limpio?: toalla colgada, suelo seco, ropa en el cesto.

 

 

5. ORDENES POSITIVAS Y POCAS.

Ya hemos visto que es mucho mejor hacer peguntas o hacer un recordatorio amable de las reglas, en lugar ordenes. Sin embargo, está claro que pedir a un padre o madre que se abstenga de dar  ordenes es misión imposible.

Así que te vamos a dar una buena noticia, si dices las ordenes “en positivo” reduces la probabilidad e bloqueo.

Diciendo exactamente lo que esperas que hagan evitas malentendidos (como los que explicamos anteriormente y puedes releer dando click en malentendidos )

Situación real:
Niño en el cine: “habla bajito ” en lugar  de “no grites”.

Niño en la mesa comiendo :“con la servilleta” en lugar de “no te limpies en la ropa”.

De la misma manera, es importante dar ordenes de 1 en 1 o un máximo de 3 ordenes al mismo tiempo (a partir de 6 años).

 

RESUMEN: Di o haz exactamente lo que te gustaría que ellos hicieran. En lugar de “no me tires del pelo” coge su mano y muéstrale “suave, suave” o en lugar de “no corras” dile camina a mi lado.

 

6.  EXIGENCIA GRADUAL.

Cuando hablo de exigencia gradual no me refiero a empezar con pocas reglas y poco a poco ir subiendo como muchos de mis colegas aconsejan.

Me refiero a que debemos conocer las características de cada edad y adaptarnos a las necesidades de cada niño.

Los niños no son mini adultos, son niños con prioridades, niveles de atención e interpretaciones del mundo diferentes.

 

Entender que los niños hasta los 6 años están muy presentes en el aquí y el ahora nos hará buscar alternativas para permitirles su espacio como en este video.

 

7. CHEQUEA QUE HAN ENTENDIDO.

Muchas veces las razones por los que los niños y adolecentes no “obedecen” es  que hay es un mal entendido. Propiciado por usar el “no” por delante o porque hablamos demasiado.

Siempre que les expliques o des una instrucción chequea con ellos lo que realmente han entendido.

RESUMEN: Siempre chequea que lo han entendido ¿Qué va a pasar? ¿Qué ha dicho mamá?

 

8. DECIDE LO QUE VAS HACER TU.

Si no te has dado cuenta hasta el momento, ahora ha llegado la hora de que comparta unas de las grandes verdades del proceso de educar:

“No podemos obligar a nadie a que haga algo que no quiere, la única persona a la que puedes controlar es a ti misma” (y eso aveces también cuesta).

Así que te invito a que te centres en ti antes de pensar en que y como le vas a obligar a hacer las cosas a otra persona.

Concentrate en la pregunta: ¿ Qué voy a hacer YO que sea respetuoso con él, conmigo y con la situación?. Cuando tienes claro que vas a hacer es más facíl mantener la calma.

 

Situación Real:

Si tu hijo suele dejar los deberes para último minuto del domingo y no quieres pasarte otra noche del domingo haciendo mates hasta tarde.

En lugar de perseguirle durante todo el fin de semana para que haga sus deberes, castigarle o premiarle, puedes decirle;

“Estoy dispuesta a responder a tus preguntas de deberes hasta las 7 de la tarde, después de esa hora es momento tengo que encargarme de cenas, ducha y luego necesito descansar”.

Ahora puedes estar pensando: “Entonces va a hacer los deberes fatal o se va a salir con la suya y no va a hacer ningún deber!!”. Si, quizás esta vez si, pero

¿Los deberes son su responsabilidad y son la tuya? ¿Quieres que tu hijo sea una persona responsables?

 

Si estás continuamente evitando que los niños y jóvenes experimenten las consecuencias de sus decisiones (en este caso llegar al cole sin deberes con todo lo que esto implica) nunca podrán llegar a practicar la responsabilidad.

RESUMEN:Esucha tu límite y expresarlo desde el principio y con respeto “Cuando suene la canción que hemos acordado empezare a leer el cuento, me encantaría poder estar todos juntos. Si necesitás ayuda dímelo”.

 

9. OPCIONES LIMITADAS

Muchas veces estamos en medio de una lucha de poder y no vemos más alternativa que nuestra propia manera de hacer las cosas.

La mejor forma de salir de una lucha de poder o de ni siquiera entrar es la flexibilidad.

 

Antes de decir “si” o “no” primero piensa ¿Qué es lo peor que puede pasar? y en ese momento podrás analizar alternativas respetuosas para todos diferentes a las que quizás tenias en mente en un principio.

 

Situación Real:
Tu hija quiere  llevar unos regalos al colegio mañana y se ha olvidado de empacarlos como le hubiese gustado. Es la hora de dormir, todos estáis muy cansados y de repente ella se acuerda de los regalos sin empacar.

Las opciones limitas podrían ser : “Entiendo que te apetece mucho llevar esos regalos al cole y ahora es momento de ir a dormir. Podemos llevarlos el viernes empacados o mañana sin empacar”, tú eliges”.

Muchas veces pensamos esas opciones pero las planteamos por separado (¿Quieres que mejor las llevemos el viernes?)  ¿Y Cuándo hacemos una pregunta cerrada que es lo que obtenemos como respuesta? NOOOOOOOO.

 

 

alternativas para que los niños obedezcan

Las  opciones limitadas son muy potentes.  Invitan a pensar, hace que tus hijos tomen decisiones y permiten que se sientan importantes y con poder.

 

RESUMEN: En lugar de ¿Quieres mejor estos calcetines? o “has de caminar, no puedo alzarte ahora”. Mejor decir “puedes elegir entre estos o estos calcetines, tú decides” o “¿prefieres que caminar como hormiga o prefieres hacerlo como elefante? Tú decides!”.

 

 

10. ACOMPAÑA LA BUENA CONDUCTA

Es muy vital tener en cuenta que si realmente queremos cooperación por parte de los niños y adolescentes debemos evitar el uso de premios, economía de fichas, elogios o refuerzos externos.

 

Podemos agradecer el esfuerzo, pedir ayuda, empatizar con su “falta de ganas” ante ciertas peticiones y enfocarnos en soluciones;  ¿Qué podemos hacer para que el lavabo este recogido antes de ir a dormir?

Está comprobado que el uso de premios, elogios y pegatinas a mediano y largo plazo tiene muchos efectos negativos.

 

ALGUNOS EFECTOS NEGATIVOS  DE LOS PREMIOS INVESTIGADOS

Efectos negativos de los premios

  • Hace que la conducta ‘esperada” no se repita de manera espontánea: Creando personas interesadas que piensan “para que voy a recoger la mesa sin recibir nada a cambio, mejor digo que “no quiero y espero que me ofrecen”).
  • Genera niños y adolescentes dependientes de la aprobación de otros, menos generosos, con poca creatividad y un desempeño muy por debajo de sus posibildiades. 
  • Trasmite mensaje de amor condicional “solo me quieren cuando me porto bien” (lo cual es caldo de cultivo para adicciones, depresión etc).

 

Los niños educados con premios creen que solo son queridos si hacen lo que otros le dicen.

¿Te imaginas el impacto que eso tiene para la autoestima y para sus relaciones futuras cuando sean adultos? Son carne de cañón para relaciones tóxicas, abuso de drogas y depresión.

 

11. EVITA AMENAZAS, GRITOS O GOLPES.

Desde hace mas de 60 años se han realizado múltiples investigaciones sobre el uso de estos metodos en educación y todos han conlcuido lo mismo: El castigo físico hace que los niños se vuelvan más agresivos.

Pegar a los niños les enseña una lección: que pueden imponer su voluntad hiriendo a otras personas y que la forma de descargar su rabia e impotencia es la violencia.

Con respecto a investigaciones sobre el uso de castigos, amenazas y gritos también hay muchísimas publicaciones que demuestran que los efectos a mediano y largo plazo son muy nocivos.

Si quieres seguir explorando sobre algunas de estas investigaciones DESCARGA nuestro GUIA resumen de este post aqui.

 

¿Y que puedo hacer entonces para CONTENER EL IMPULSO DE PEGAR O GRITAR?

que hacer para no pegar a mi hijo

Si quieres aprender a controlar tus impulsos te propongo 4 acciones que te pueden ayudar:

 

1. COMIENZA A CUIDARTE MAS.

Si sientes que últimamente explotas más de la cuenta o estas más iracible de lo normal esto es una señal de que necesitas cuidarte más.

Tomar tiempo para ti no es egoísmo es sentido común.

Haz el ejercicio de pensar que pequeñas cosas podrías incorporar en tu rutina que te permitan a cargarte positivamente (música, chistes, tomate un café con amigas, una bañera sin interrupciones, deporte aunque sea 1 vez a la semana).

 

2. ABRAZA TUS MANOS Y TUS EMOCIONES 

Cada vez que tengas ganas de pegar cogete de las manos entre si y déjalas en la espalda como si estuvieras esposadas  y en ese momento te invito hacer el punto algunas de las siguientes alternativas.

Si tu tendencia es mas a gritar pues acercate a la persona que te estas dirgiendo y di muy bajito  1 SOLA PALABRA (dientes, deberes).

Tambien puedes expresar en menos de 10 palabras lo que esta situación esta generando en ti. En disciplina positiva llamamo a esto MENSAJES YO y en el descargable de este post encontrás más informacion para llevar a la práctica está herramienta con exito.

 

3. RESPIRA CONSCIENTEMENTE 5 VECES.

Simplemente has de parar de hacer lo que estas haciendo y poner atención 5 respiraciones. Observar como estas respirando: “agitado, entrecortado, rápido”.

Después de hacer estas 5 respiraciones conscientes, si que puede intentar respirar profundo 5 veces (está comprobado que funciona).

4. TIEMPO FUERA POSITIVO PARA TI.

Cuando estes un poco nervioso pero sientas que todavía puedes aguantar un poco más ALEJATE para volver a la calma.

 

Igual que los deportistas hemos de reconocer cuando necesitamos alejarnos para volver a estar a nuestro 100%.

Así que cuando sientas que puedes perder la cabeza aléjate y encuentra un lugar a solas para calmarte (mover los músculos grandes del cuerpo, respirar, leer chistes, escuchar música, reír, meditar son cosas que pueden ayudarte en esos momentos).

Para empezar te propongo que lo hagas cuando aún sientas que puedes aguantar más tiempo, de esta manera podras irte de manera más respetuosa.

gestion de la ira en padres y madres

Sin buscar culpables y simplemente diciendo “ahora necesito ir a calmarme, en un momento vuelo”.

¿Qué es lo peor que puede pasar si te alejas?

Otra cosa que ayuda a muchas personas es ver fotos chulas chulas de bebes. Mucho mejor si son de tus hijos cuando eran bebes pero tambien suele servir fotos de recien nacidos  en general. Los bebes son como una chimena: “Es imposible dejar de mirarlos” y está en nuesto ADN querer protegerlos y que nos generen ternura.

Desde que descubrí a Victoria Peñafiel tengo siempre su web  y su instagram entre mis preferidos. Sus fotos y reflexiones son un gran aliciente para calmar mi cocodrilo.

 

¿Y si CONTINUA SIN HACER lo que le pido?

Muchos psicólogos y expertos en educación, cuando hablan de lo que los niños obedezcan proponen usar castigos si no obedecen.

Aconsejan decir las cosas solo 1 o dos veces y a la tercera han de saber que habrá consecuencias.

Recomiendan retirar algo que le guste o enviado a un lugar durante algunos minutos para que reflexione sobre lo que ha hecho.

Lo que estos expertos en educación se han dejado de lado son 3 cosas muy importantes:

 

1. “CUANDO UN NIÑO SE SIENTE BIEN SE COMPORTA BIEN”.

TIPS para que los niños y adolescentes ayuden en casa

 

Un gran variedad de  investigaciones concluyen que los niños con padres más comprensivos, que trasmiten las peticiones claramente pero que al mismo tiempo escuchan las opiniones de sus hijos y manifiestan respeto por su autonomía tienen una tendencia más marcada a cooperar y respetar los limites incluso cuando el adulto no está.

 

 

 

Normalmente los hijos de padres muy controladores tienden a ser mas rebeldes.

Incluso cuando los metodos cohercitivos “funcionan” los niños  pagan un precio muy alto. Se observó que eran niños con una curiosidad y creatividad baja, asi como poca confianza en si mismos y extrema depedencia.

 

¿Es eso lo que quieres para tu hijo? ¿Quieres que tu hijo pierda su criterio y crezca para ser un adulto propenso a relaciones tóxicas y ha “obedecer” a otros por encima de lo que útil para él?.

 

2. EL FUNCIONAMIENTO DEL CEREBRO.

Nuestro cerebro funciona de manera diferente cuando estamos en situaciones de estrés. Cuando nos gritan, amenaza o quitan algo que nos gusta nuestro cerebro se bloquea y entra en modo cocodrilo.

¿Qué hace un cocodrilo cuando se siente amenazado? ¿Obedece al posible depredador o lo muerde? ¿Puede pensar y reflexionar sobe lo que ha hecho o simplemente se está  alerta (con los dientes preparados) para mantenerse a salvo?

 

¿Pues de verdad crees que cuando envías a tu hijo a “pensar” y él tiene su cerebro en modo “cocodrilo” es capaz de pensar en algo?

En disciplina positiva hablamos de la “pausa positiva” y le damos un nuevo enfoque y sentido al “tiempo fuera”. Si quieres profundizar más sobre estas y otras herramientas recuerda descargar nuestro PDF .

 

3. LA RESISTENCIA AL CAMBIO SE COMBATE CON CONSTANCIA.

como hacer que los niñod entiendan los limites

Para terminar y muy importante no te olivdes del  poder de la CONSTANCIA.

A los niños les gusta saber lo que va a pasar y siempre están buscando lo predecible. Esto puede jugar a favor en contra tuyo.

¿Por qué?

Cuando dices las cosas mil veces y luego das un grito o un golpe el niño se acostumbra a que tu límite es el grito o el golpe.

Entonces ¿Cuándo crees que comenzaran a recoger? ¿Cuándo lo pides la primera vez o cuando sabe que ha llegado al límite?

Si su prioridad es jugar…

…¿De verdad pretendes que empiece a recoger cuando le pidas por primera vez desde la cocina “recoge los juguetes”?.

…¿No crees que es más lógico que elija esperar 10 minutos y jugar mientras tú ruegas, adviertes  y finalmente GRITAS O PEGAS?

Si se acostumbra que tu límite es el grito o el golpe siempre necesitaras hacer esto para que se movilice.

 

Si eres constante con todas estas actitudes que hemos hablado en este artículo, poco a poco tu hijo se dará cuenta que tú expresas el límite de manera diferente y todo fluirá mejor.

 

Recuerda, la labor de educar va mucho mas allá de lograr que hagan algo que tu quieras “ahora mismo” es una gran responsabilidad para la que nadie te ha entrenado. Por eso estamos aquí para apoyarte y acompañarte.

Inscríbete a nuestra newsletter o envía un mail a hola@impliquo.com si necesitas ayuda personalizada.

Un abrazo

Angie Joya